La Bolsa de Nueva York terminó en alza el jueves, ayudada por señales de mejoría en el mercado de crédito y por la subida de General Motors. El índice Dow Jones ganó 1% hasta los 13.424 puntos, mientras que el Nasdaq subió 0,35%. Este viernes saldrá desde los 2.601 puntos.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 0,84% (+12,39 puntos) a 1.483,95 unidades. Wall Street estuvo impulsada por señales de mejoría en el mercado de crédito, según Hugh Johnson, analista de Johnson Illington Advisors. Según cifras publicadas por la Reserva Federal el jueves, los activos a corto plazo de las empresas ('commercial papers') descendieron solamente 8.000 millones de dólares la semana finalizada el 12 septembre contre una caída promedio de 78.500 millones de dólares en las tres semanas anteriores. Algo que indica que la contracción del crédito podría no agravarse y llevar a una recesión y esa es la principal preocupación de los inversores. El único indicador de la jornada, las solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos, aumentaron en 4.000 a 319.000 en la semana finalizada el 8 de setiembre en relación a la anterior. Los analistas esperaban 325.000 solicitudes. Entre los valores destacados, el constructor de automotores General Motors subió 10,05% a 33,29 dólares, después de una nota favorable del banco Citigroup. El grupo estaría cerca de alcanzar un acuerdo con los sindicatos sobre el seguro de enfermedad, según la prensa. Countrywide Financial subió 13,90% a 18,93 dólares. El líder de los préstamos hipotecarios anunció que dispone de un crédito de 12.000 millones de dólares. El mercado obligatorio terminó en baja. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,482% contra 4,408% en la noche del miércoles y el de los títulos a 30 años a 4,743% contra 4,687%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.