La Bolsa de Nueva York cerró con sus principales indicadores al alza en una sesión volátil y marcada por la buena marcha de las acciones de las empresas tecnológicas y las pérdidas de Bear Stearns en el cuarto trimestre, debido a la crisis crediticia en EE.UU. El Dow Jones de Industriales, el índice más importante de Wall Street, subió 40,32 puntos (0,31%), hasta los 13.247 puntos. El Nasdaq ganó 39,85 puntos (1,35%), hasta dejar el índice del mercado tecnológico en 2.640 puntos, mientras que el S&P 500, que agrupa a los 500 principales valores que cotizan en Nueva York, avanzó 7,37 puntos (0,51%). Este viernes saldrá desde los 1.460 puntos. Los buenos resultados del editor de programas informáticos profesionales Oracle contribuyeron al cierre positivo.
Los resultados trimestrales de las empresas, principalmente las del fabricante de programas informáticos para profesionales Oracle dieron algo de oxígeno a los inversores superados por los continuos daños de la crisis inmobiliaria. 'Oracle dio el tono con resultados que superaron las previsiones', subrayó Al Goldman, analista de A.G Edwards. Para sorpresa de los analistas, el grupo anunció un crecimiento de dos dígitos en sus ingresos en todas las actividades en su segundo trimestre. Si bien el Nasdaq aprovechó esta solidez, el Dow Jones se mantenía indeciso luego de las pérdidas anunciadas por el banco de inversiones Bear Stearns - las primeras de su historia- a causa de la crisis de los 'subprime', señalaron analistas de Briefing.com. El refinanciador de crédito MBIA, anunciando que garantiza 30.600 millones de dólares en obligaciones de riesgo, no ayudó a restablecer la confianza, subrayó Peter Cardillo (Avalon Partners). macro Por otra parte, el panorama macro-económico dio señales mixtas sobre el crecimiento estadounidense. Si bien se mantuvo vigoroso en el tercer trimestre, debería desacelerarse netamente en el cuarto. La actividad industrial cayó en la región de Filadelfia (noreste) en diciembre, las solicitudes semanales de beneficios por desempleo aumentaron y la inflación también está en alza. El mercado obligatorio se benefició con esta cautela relativa en el mercado bursátil. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 4,026%, contra 4,070% en la noche del miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,448%, contra 4,494%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.