Los índices americanos han comenzado la sesión y lo han hecho siguiendo la estela de Europa. El Dow Jones cede un 0,19% en los primeros minutos de negociación  hasta los 10.313 puntos en tanto que el S&P 500 cede un 0.3% en los primeros minutos de negociación. Una tendencia que se ha visto protagonizada por el gigante del aluminio Alcoa.

La Bolsa de Nueva York bajaba hoy por tercer día consecutivo y el índice Dow Jones de Industriales cedía un 0,22% en los comienzos de una jornada huérfana de datos económicos y con los inversores atentos al dólar.

Treinta minutos después de comenzar las contrataciones en Wall Street ese indicador bursátil, que incluye a treinta de las mayores empresas estadounidenses, perdía 22,52 puntos y se situaba en 10.309,92 unidades.

El selectivo S&P 500 bajaba el 0,46% (-5,09 puntos) hasta 1.089,81 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq, donde se negocian numerosas empresas de tecnología e internet, descendía el 0,8% (-17,16 puntos) y se instala en 2.139,66 unidades.

El mercado bursátil neoyorquino caminaba hoy por una senda bajista por tercera sesión consecutiva y los sectores industrial (-1,21%), de energía (-1,21%) y de materias primas (-1,33%) registraban los mayores descensos.

Esas bajadas coincidían un día más con una revalorización del dólar ante el euro y otras divisas, lo que encarece las exportaciones estadounidenses y tiende a desanimar la inversión en materias primas que, como en el caso del petróleo o del oro, se negocian con esa moneda.

El sector tecnológico en su conjunto descendía el 0,87% y se situaba también entre los que registraban bajadas algo más notables, lastrado por los resultados trimestrales que presentó Dell el jueves, con los mercados ya cerrados, que no cumplieron con las expectativas de los analistas.

Este fabricante de ordenadores ganó 337 millones de dólares en su tercer trimestre fiscal, un 54% menos que en el mismo periodo del año anterior, y su facturación quedó en 12.896 millones, un 15% menos que hace un año.

Las acciones de esa empresa se depreciaban un 9,2%, al bajar 1,45 dólares y cambiar de manos a 14,41 dólares en el Nasdaq.

Alcoa (-1,97%), Caterpillar (-1,55%), General Electric (-1,14%) y la tecnológica Cisco (-1,06%) registraban los mayores descensos entre las empresas incluidas en el Dow Jones, donde las acciones de once de sus treinta empresas se negociaban sin embargo al alza.

El mayor avance lo registraba la farmacéutica Merck (1,75%), en tanto que Kraft subía el 1,22% y Coca-Cola y McDonald's se revalorizaban en torno al 0,7%.

La deuda pública estadounidense a diez años bajaba de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,37%.