La bolsa de Nueva York se movía en la media sesión sin un rumbo definido, entre las ganancias y las pérdidas, influida por factores mixtos, como el abaratamiento del crudo y unos datos peores de lo esperado sobre la construcción en EEUU. Tras tres horas de negocio, el Dow Jones de Industriales, el indicador más importante de Wall Street, subía 23,33 puntos, un 0,17%, hasta las 13.636,31 unidades, tras una apertura bajista. El mercado tecnológico Nasdaq registraba, por su lado, un recorte 0,19 puntos, un 0,01%, hasta las 2.626,41 unidades. En cuanto al resto de indicadores, el selectivo S&P 500 ascendía levemente 0,03 puntos hasta las 1.532,94 unidades, mientras que el tradicional NYSE recuperaba 17,62 puntos, un 0,18%, hasta las 10.023,09 unidades.
Entre los factores positivos de la sesión destaca el abaratamiento del crudo, que ayer se colocó en la posición más alta desde septiembre del año pasado, cerca ya de los 70 dólares. Hoy, el precio del crudo tipo Texas registraba en Nueva York un descenso de 14 centavos, hasta alcanzar los 68,95 dólares. En el lado negativo se situaron los datos sobre la evolución del sector de la construcción en EEUU, que fueron peores de lo esperado. El Departamento de Comercio informó hoy de que el ritmo anual de comienzo de obras en viviendas bajó en mayo un 2,1%, hasta alcanzar los 1,47 millones de unidades. Además, la terminación de obras en viviendas bajó un 0,5% el mes pasado a un ritmo anual de 1,534 millones de unidades, el más bajo en seis años. Estos datos sugieren que continúa la depresión del sector de la vivienda y que los precios más bajos y los incentivos no han estimulado el negocio. Algunos analistas creen que el aumento de las tasas de interés hipotecario y las reglas más estrictas que han adoptado los bancos para los préstamos probablemente reducirán la demanda aún más en los meses venideros. En materia empresarial, los inversores tienen sus ojos puestos en la cadena de venta de productos electrónicos e informáticos Best Buy, que hoy presentó unos resultados peores de lo esperado, con lo que sus acciones se dejaban un 5,21%. Las acciones de la empresas de servicios por internet Yahoo, por su lado, perdían un 1,28% tras anunciarse ayer que Jerry Yang, cofundador de la compañía, asumirá el puesto de presidente ejecutivo que hasta ahora ocupaba Terry Semel. A esta hora, el mercado tradicional NYSE movía un total de 1.291 millones de acciones, frente a los 971 millones del Nasdaq. De las empresas contratadas en el mercado neoyorquino, 1.606 subían, 1.507 bajaban y 140 se mantenían sin cambios. En el mercado secundario de deuda, las obligaciones a diez años registraban un ascenso en los precios, de manera que la rentabilidad -que se mueve de forma inversa- bajaba hasta el 5,113%.