Las ventas del grupo automovilístico alemán Volkswagen en EEUU cayeron en septiembre frente al mismo mes del año pasado, mientras que su filial Audi y el productor de vehículos deportivos Porsche mejoraron sus entregas. El grupo Volkswagen informó hoy de que vendió el mes pasado 18.895 vehículos, un 5,9% menos que en septiembre de 2006. Por el contrario, su filial de vehículos de lujo Audi mejoró en EEUU sus ventas en septiembre hasta 8.021 vehículos, un 0,2% más que en el mismo mes de 2006. Porsche entregó en septiembre 2.801 unidades en Norteamérica, un 20% más que en el mismo periodo del año pasado, impulsado por el fuerte incremento de las entregas de los modelos Cayenne y 911 y encadenó el cuarto mes consecutivos de ventas récord.