El grupo alemán Volkswagen, primer fabricante de automóviles de Europa, tiene previsto ampliar su capital en más de 10.000 millones de euros mediante la emisión de acciones preferentes, con el fin de mantener su flexibilidad financiera a medio plazo y de salvaguardar su 'rating' a largo plazo. En concreto, en la junta extraordinaria que se celebrará el 3 de diciembre en Hamburgo, la dirección de Volkswagen solicitará a los accionistas autorización para emitir hasta 135 millones de acciones preferentes.