La operadora brasileña de telefonía móvil Vivo, líder del mercado y controlada por la española Telefónica y Portugal Telecom, anunció hoy que durante 2007 la compañía realizó inversiones en Brasil por 1.950 millones de reales (unos 1.106 millones de dólares). El presidente de Vivo, Roberto Lima, presentó este jueves a los periodistas el balance anual de la compañía, que espera terminar el año con 36 millones de los 120 millones de usuarios de telefonía móvil en el país y ratificarse así en el primer lugar del mercado brasileño en ese sector. La proyección mantiene a Brasil en la quinta posición mundial, detrás de China (523 millones), Estados Unidos (248), India (209) y Rusia (165). La empresa prevé también, para alcanzar la cifra de 36 millones de usuarios, la venta de 4,1 millones de líneas celulares durante el mes de diciembre, aprovechando la época navideña.