El grupo francés de comunicación y entretenimiento Vivendi concluyó 2009 con un beneficio atribuido de 830 millones de euros, un 68,1% por debajo del resultado del ejercicio anterior, debido al impacto de diferentes elementos extraordinarios, ya que su beneficio ajustado alcanzó los 2.585 millones, un 5,5% menos que en 2008, informó la empresa.