Comienza el goteo de resultados empresariales en nuestro país. Hoy Vidrala ha sido la primera en rendir cuentas y lo ha hecho positivamente. En concreto, en el primer semestre obtuvo un beneficio de 245,7 millones de euros hasta junio, un 4,6% más que en el mismo periodo de 2012. Además, redujo su deuda neta a 159,2 millones de euros, un 21% por debajo de la existente un año antes. Para este ejercicio Vidrala prevé obtener una generación de caja libre superior a la de 2012 y recortar su endeudamiento. De hecho, desde Ahorro Corporación creen que “la mejora de márgenes vía ganancia de cuota de mercado en Europa central y unos costes energéticos más estables tendrán su reflejo en un fuerte descenso de la deuda neta del grupo, que pasará de 160 millones en 2012 a 96 millones en 2014”.

Además, este ejercicio también está siendo muy positivo en cuanto a su aspecto técnico. La acción aceleró su tendencia alcista con el inicio de año y, desde los 19,5 euros a los que partía el ejercicio, se ha revalorizado un 40% hasta los 27,34 euros. Nuestros indicadores Premium confirman, con una nota de 8/10, su tendencia alcista, si bien, la tendencia de medio plazo podría reflejar algún tropezón.