El comisario europeo de Industria, el alemán Günter Verheugen, ha criticado con dureza el sistema de supervisión bancaria de Alemania por haber actuado con laxitud en el control de productos de alto riesgo. "Alemania ha sido el campeón del mundo en negocios bancarios arriesgados. En ningún otro sitio del mundo, ni siquiera en Estados Unidos, los bancos se metieron en riesgos tan incalculables, sobre todos los bancos públicos, con consecuencias dramáticas para el contribuyente ", afirma Verheugen en una entrevista que publica hoy el diario "Süddeutsche Zeitung". A su juicio, este tipo de negocios arriesgados tan sólo fue posible porque la entidad de supervisión "dejó hacer",a diferencia de otros países europeos, cuyos bancos están en mejor situación, como Italia, "donde no hay papeles tóxicos".