United Airlines les ha pedido a Boeing Co. y Airbus que presenten propuestas para competir por la compra de hasta 150 aviones, en lo que constituye el ejemplo más reciente de grandes empresas que aprovechan la recesión mundial para buscar precios de liquidación. El acuerdo podría ascender a más de 10.000 millones de dólares para los dos fabricantes de aviones en momentos en que hacen frente a aplazamientos y cancelaciones de pedidos. Al realizar una competencia en la que el ganador se queda con la totalidad del contrato, la casa matriz de United, UAL Corp., espera obtener condiciones más favorables de las que podría conseguir en otras circunstancias.