El Tribunal Permanente de los Pueblos juzgará en Nicaragua a la compañía acusada de contribuir a la crisis energética porque la compañía no invierte lo suficiente en infraestructuras que garanticen el suministro de luz a la población. La compañía aduce que el problema del país es de generación y ellos son distribuidores. Asimismo las ONG's y grupos anticapitalistas, piden al Gobierno de Nicaragua que cancele los contratos con la compañía para que ésta se vaya definitivamente del país. Por su parte, la compañía no quiso hacer declaraciones sobre la celebración de este tribunal popular, aunque sí aclaró respecto a la crisis energética a la que aluden los organizadores que Unión Fenosa sólo desarrolla distribución en Nicaragua, cuando el principal problema del país es el déficit de generación de energía.