Unión Fenosa, encargada de distribuir la energía eléctrica en Nicaragua, recurrirá de amparo ante una resolución del gobierno nicaragüense que la multó con 2,46 millones de dólares, informaron hoy fuentes de esa empresa española. El portavoz de Unión Fenosa en Managua, Jorge Katín, dijo que la empresa recurrirá de amparo ante esa sanción económica en la Corte Suprema de Justicia, debido a que "no está apegada a la ley". La Dirección de Defensa del Consumidor del Ministerio de Fomento Industria y Comercio (Mific) multó el pasado lunes con 2,46 millones de dólares a las distribuidoras Disnorte y Dissur, propiedad de Unión Fenosa, por no acatar resoluciones que esa instancia emitió a favor de 850 consumidores.