El beneficio neto de Unión Fenosa en los nueve primeros meses del año ascendió a 704 millones de euros, lo que supone un 39,8% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En este resultado han influido las plusvalías de 150,3 millones logradas con la integración en Indra de Soluziona, la filial de consultoría, tecnologías de la información e ingeniería de la eléctrica, durante el primer trimestre del año. Actualmente Unión Fenosa tiene una participación en Indra del 15%. Los ingresos cayeron un 5,9%, hasta los 4.389,7 millones, por la salida de Soluziona del perímetro de consolidación del grupo, la apreciación del euro y los menores precios de la energía en el mercado eléctrico, descenso compensado en parte por la actividad de distribución eléctrica, que creció un 7%. El resultado bruto de explotación o EBITDA aumentó el 3,7%, hasta alcanzar los 1.538 millones, y el beneficio neto de explotación (EBIT) se situó en 1.103 millones, lo que representa un incremento del 4,4%. Entre enero y septiembre pasados Unión Fenosa generó 25.347 gigavatios-hora (GWh), cifra que supera en un 3,4% la producción del mismo periodo de 2006, y facturó 26.379 GWh de gas, un 18,5% más. La deuda financiera bruta a 30 de septiembre pasado era de 6.143,8 millones de euros, el 8,3% más que al cierre de 2006, y el ratio de apalancamiento (relación entre deuda y fondos propios) se situó en el 49,5%. Por áreas de negocio, la actividad de Generación, que incluye también la comercialización en el mercado eléctrico liberalizado, recortó sus ingresos un 8,2%, hasta los 1.564,8 millones de euros, por los bajos precios de la energía, un 39,5% inferiores a los del año pasado. El EBITDA de este área (524,3 millones) creció un 2,6% debido a que el volumen de energía comercializada se incrementó un 50,3%. Los ingresos de distribución se situaron en 544,7 millones de euros, un 7% más, gracias a un crecimiento del 16% en la remuneración a tarifa de esta actividad, mientras que el EBITDA fue de 356,4 millones, un 16,8% más. En Gas, los ingresos descendieron el 12,1%, hasta los 434 millones de euros por el desfavorable escenario energético del primer semestre del año, situación que en el tercer trimestre mejoró y presenta una mayor actividad de comercialización internacional, según indica la compañía. El precio de venta a los clientes internacionales descendió el 21,8%. El EBITDA de este negocio fue de 229,7 millones, un 9,9% menos. Por último, los ingresos del área Internacional, a pesar del negativo efecto del tipo de cambio, crecieron el 3,3%, hasta situarse en 1.931,1 millones. Si no se tiene en cuenta la apreciación del euro, los ingresos habrían subido un 7,3%. El EBITDA se incrementó el 0,7% y alcanzó los 401 millones.