El presidente de Unión Fenosa, Pedro López, apostó hoy por que la Unión Europea lidere una política energética sostenible, basada en la seguridad del suministro y en la eficiencia de los recursos, para poner freno al calentamiento global, "el primer problema de la humanidad que ha de ser abordado globalmente". López hizo esas declaraciones durante la jornada "Nuevos modelos y propuestas de liderazgo en el siglo XXI", organizada por la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF), que se celebra hoy en la Bolsa de Valencia. Para el presidente de una de las principales eléctricas españolas, el calentamiento global constituye "un riesgo efectivo" en un planeta interconectado, aunque poco a poco se está imponiendo la percepción de que "el crecimiento ilimitado es imposible", porque "un desarrollo infinito no cabe en un mundo finito".