Unas 1.300 viviendas promovidas por la inmobiliaria Martinsa-Fadesa en Galicia están pendientes de entrega, según ha informado la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorro y Seguros de Galicia (ADICAE). A pesar de que Martinsa-Fadesa presentó ayer en el Juzgado de lo Mercantil de A Coruña el concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos), esto "no implica la resolución contractual", ha explicado la responsable de asesoría de consumo de ADICAE, María Queijas. Por ello, los consumidores han de seguir pagando las cantidades comprometidas y esperar a que Martinsa-Fadesa les entregue las viviendas, añade Queijas, quien detalla que en caso de que la entrega no se produzca "podría exigirse la devolución de las cantidades anticipadas con un interés de un 6% anual".