La Fiscalía de París ha abierto una investigación judicial a France Telecom por "acoso moral" y por poner en peligro la vida de terceras personas tras el suicidio de 35 empleados del operador de telecomunicaciones francés, según reveló hoy la emisora de radio francesa 'France Info'. Tras la denuncia presentada por el sindicato francés SUD, un juez de instrucción se encargará de investigar la organización del trabajo en la compañía. La Justicia no se centrará en el mal funcionamiento o en posibles negligencias, sino en la organización del trabajo en su conjunto. En concreto, el juez estudiará un sistema de gestión basado, según sus detractores, en el estrés y el acoso creado, lo que ha conducido a algunos trabajadores a la depresión o al suicidio.