El Ibex-35 terminó el día con un repunte del 2,63% hasta 13.924,90 puntos, con lo que acumula una ganancia semanal del 4,86%, la mayor de los últimos dos años. Una semana repleta de resultados empresariales. Al otro lado del Atlántico, sobre todo, financieros -Citigroup, Merrill Lynch, JP Morgan- y, con una lectura más positiva que negativa, a excepción de los presentados por Merrill Lynch. A este lado, conocimos, entre otros muchos, los de Phillips y, ya en nuestro país, los de Iberdrola y, los de Bankinter inferiores a los del año anterior. Los inversores contaron con referencias macroeconómicas relevantes como el IPC estadounidense de marzo o, la inflación en la eurozona. La máxima autoridad monetaria subrayó la fuerte presión al alza a corto plazo sobre los precios, en un momento en el que el euro roza el récord de los 1,60 dólares. Mientras, el barril tipo brent terminó en los 113 dólares en una semana en la que Repsol se disparó después de anunciar el descubrimiento de un yacimiento de crudo en Brasil que podría ser uno de los mayores del mundo.
Ibex La bolsa española acumuló, en estos últimos cinco días, una ganancia del 4,86%, la mayor subida semanal en dos años. Antonio Aspas, director de Aspas Inversiones no se explica el movimiento de hoy –el Ibex ganó este viernes un 2,63% hasta 13.924,90 puntos-, teniendo en cuenta –subraya- que “las claves que se están conociendo son todas malas”. Apunta a que los resultados que se han publicado son, en general “peores a lo esperado” y, a pesar de ello, la bolsa sigue subiendo. Considera que “nos acercamos a los máximos de los últimos tres meses –en los 14.019 puntos- y, una rotura de estos niveles, sería muy interesante y, vendría a mostrar un cambio de tendencia”, añade. Para Julián Coca, gestor de Inversis Banco "deberíamos estar en el inicio de un rebote”. A su juicio, el Ibex 35 debería ir a atacar los 14.000-14.100 puntos, aunque llama la atención sobre que “el mercado está a la espera de la presentación de resultados empresariales”. Álvaro Blasco, director de Atlas Capital entiende que si el Ibex 35 pierde la cota de los 13.000 puntos pueden ocurrir dos cosas: que entre dinero en ese nivel o que el selectivo se vaya a cotas más bajas: hacia los 12.700-12.750 puntos. Zona, ésta última donde “debería entrar dinero”. La mala previsión de resultados empresariales, sobre todo en el sector de la banca de inversión, puede provocar que el selectivo español rompa incluso los 13.000 puntos. Una situación que "se presenta complicada", según Javier Ruiz, gestor de fondos de Metagestión. En opinión de Alberto Rodríguez, director de renta variable de Hermanos Moro, “no deberíamos perder los 13.000 puntos, ya que si ocurriera podríamos ver niveles inferiores a los que se vieron en el mes de marzo y llegaríamos a los de enero, en los 12.000 puntos”. Recomienda a los inversores ser muy cautelosos y, sobre todo, muy selectivos y aconseja “mantenerse en aquellos títulos en los que ya se esté, salvo que hayan perdido las zonas de soportes mencionadas en otras ocasiones”. Respecto a al evolución del Ibex 35, Jose Lizán, analista de Nordkapp cree que “nos espera más volatilidad”. Tras tocar los 14.000 puntos apoyado por los bancos, el selectivo del continuo ha vuelto sobre sus pasos. A su juicio, la tendencia es bajista y la coyuntura económica no hace más que deteriorarse. Valores protagonistas La eléctrica Iberdrola -que, esta semana celebró junta general de accionistas- presentó sus cuentas correspondientes al primer trimestre. Su beneficio neto alcanzó los 1.204 millones de euros, una cifra que casi triplica lo logrado en el mismo periodo de 2007. Entre otras cosas, por la incorporación de Scottish Power, que contribuye con más de un 25% a sus resultados. Además, anunció el reparto de un dividendo de 0,15 euros a partir del 1 de julio. Julián Coca, gestor de Inversis Bancoseñala especto a las cuentas de Iberdrola e Iberdrola Renovables –que superó en el primer trimestre su beneficio de todo 2007 - que han sido “buenos”, aunque cree que hay que esperar a ver las previsiones que lanza la compañía para el futuro. En todo caso, considera que es interesante estar en Iberdrola, ante los movimientos corporativos que se esperan en el sector. A su juicio, “toda compra que se realice alrededor de los 9,20 euros nos parece atractiva” en la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán. Respecto a una posible fusión, Coca asegura que es complicado dar nombres, pero tiene claro que el tema se dilatará en el tiempo. Una semana en la que, además, el presidente de la eléctrica pidió a la francesa EDF que hiciera públicos sus planes para adquirir Iberdrola o que deje de lanzar rumores ya que puede perjudicar a sus negocios. Y añadió que cualquiera que quiera tomar el control de la eléctrica tendrá que pagar el precio adecuado, que fijó a partir de un mínimo de 100.000 millones de euros (cifra que publicó Expansión). También precisó que la compañía esta abierta a estudiar cualquier propuesta creadora de valor para el accionista, aunque rehusó hacer comentarios sobre la posibilidad de un proyecto de unión con Gas Natural. Por otro lado, estudia la posibilidad de pujar por British Energy, entre otros proyectos. Su filial Iberdrola Renovables presentó unas buenas cuentas. Obtuvo 126,4 millones de euros de beneficio en el primer trimestre, más de lo obtenido en todo el ejercicio de 2007. Para Carlos Esteban Banco, director de mercados de Banco Finantia Sofinloc Iberdrola Renovables se encuentra en una situación bastante compleja. Constata que “tiene varios novios en el entorno europeo” y, que está en un mercado competitivo muy regulado por la UE. Entiende que su plan estratégico es brillante, sobre todo por su internacionalización, al margen de que pueda ser objeto de una OPA. Respecto a una unión con Gas Natural entiende que “se quitaría un problema de competencia a nivel comunitario pero lo habría a nivel interno” porque la cuota de mercado en España sería enorme. Para ello, la compañía “debería realizar un gran viraje” en su estrategia, aunque no es descartable. En el sector bancario, fue protagonista Bankinter que obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio neto de 73,6 millones de euros, un 13,5% inferior al del mismo periodo de 2007. A Gonzalo Cantarela, director de GC Gestión Privada. estos resultados no le llegan a gustar del todo pues está “esperando resultados de otros bancos mucho más fuertes”. Sin embargo, si los comparamos a nivel internacional “son bastante buenos y, mejor de lo esperado por el mercado”. Desde el punto de vista negativo, el director de GC Gestión Privada ve “un fuerte aumento de la morosidad y las previsiones totales por insolvencia se han incrementado”. Sin embargo, son cifras mejor de lo esperado “y así lo refleja su cotización”. Bankinter terminó la semana con una revalorización del 3,34%. Dentro del sector bancario y, en lo que respecta al BBVA, el consejero delegado de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, afirmó que “ el BBVA es uno de los bancos que va a salir más fortalecido de esta crisis”. Además, señaló que en el futuro el banco seguirá marcando diferencias apoyándose en tres palancas: su posición de partida diferencial, un fuerte y diversificado posicionamiento corporativo y un innovador modelo de negocio, que responde a los cambios del entorno. Por su parte, el consejero delegado de otro banco, Banesto, José García Cantera, insistió en que la entidad está "bien preparada" para afrontar las actuales incertidumbres económicas gracias a su "cómoda y positiva" posición de liquidez y a pesar del esperado aumento de la morosidad. Las acciones de Repsol se dispararon en la jornada del martes después de anunciar que ha descubierto, junto con Petrobras y BG, un yacimiento de crudo en Brasil que podría ser uno de los mayores del mundo. Repsol tiene un 25% en ese proyecto. Repunte que benefició también a sus principales accionistas: Sacyr Vallehermoso y Criteria. Para José Lizán, analista de Nordkapp se trata de “una buena noticia porque mejora la parte en la que Repsol estaba más floja: el de reservas. Este experto espera buenas noticias procedentes de Perú para la petrolera y que todo esto se refleje en la acción de la compañía. La noticia alivia también la presión sobre Sacyr Vallehermoso, ya que "tomó posiciones en Repsol por encima de su cotización actual y elevó mucho su nivel de deuda con esa adquisición", señala. Por cierto que Sacyr se benefició en bolsa del cierre de la venta de su participación en la francesa Eiffage, lo que le permitirá reducir su deuda en casi un 10%. Una semana en la que, además, el grupo petrolero (Repsol) negó informaciones que apuntaban a que varias empresas chinas habrían contactado con ella para mostrarle su interés en sus activos en Latinoamérica. El director de Atlas Capital, Álvaro Blasco, señala respecto a la compañía que muestra una situación complicada porque, “mientras el sector está fuerte a nivel mundial la empresa española no termina de despegar”. Algo que – a su juicio- tiene que ver con el hecho de que sus activos latinoamericanos no terminan de valorarse bien por un mercado que ve cierta incertidumbre en que se cumplan algunos de los contratos que tiene con algunos de esos países. Del principal blue chip, Telefónica, se supo que Telecom Italia –por boca de su presidente, Gabriele Galateri- no tiene planes de fusión con la operadora española ni se plantea una ampliación de capital. Telefónica posee una participación indirecta del 10% en el operadora transalpina, a través del holding Telco que controla un 24,5% de su capital. Fuera del Ibex, fue noticia AISA que, el lunes, fue suspendida de cotización negó haber solicitado concurso de acreedores y afirmó que haría frente a los pagos pendientes. La inmobiliaria hacía referencia al cobro de 1,3 millones de euros que la aseguradora Asefa requirió a la compañía el pasado 10 de abril y que según la empresa será abonado próximamente. El miércoles, volvía a protagonizar la mayor caída de la Bolsa española al retroceder un 10,59%, después de que un juzgado mercantil admitiera a trámite la demanda de concurso instada por la aseguradora ASEFA al detectar indicios de sobreseimiento general de pagos. La compañía cerró la semana anunciando que ha pagado la deuda de 1,3 millones de euros que inició el proceso de concurso de acreedores. Alberto Rodríguez, director de renta variable de Hermanos Moro cree que es un valor a olvidar “ya que ha perdido los mínimos del mes de marzo”. Señala que su tendencia es muy bajista y, -añade- “salvo aquellos que sepan trabajar el intradía de una forma rápida, lo más aconsejable es olvidarse de este título, a menos que supere la cresta de los 2,60 euros”. Rodríguez sólo puede ver repuntes en un momento puntual, pero nada más”. Por su parte, Álvaro Blasco, director de Atlas Capital señala respecto al sector constructor-inmobiliario que “nos quedan muchas sorpresas negativas por ver en el sector”. En todo caso, cree que hay que estar muy a la expectativa con compañías como Acciona, FCC o ACS. Empresas que están muy diversificadas, que han crecido mucho fuera a nivel servicios, “que están bastante vacunadas y que han descontado mucho de lo malo”. Por ello no ve, llegado el momento, demasiado peligro invertir en ellas, siempre contando con que cualquier noticia negativa puede castigarlas sin ningún tipo de discriminación. Por otra parte, esta semana la CNMV autorizó la OPA de Altadis sobre el 100% de Logista. La oferta se formula a un precio equitativo de 52,50 euros en efectivo por cada acción que acepte la OPA. Y una semana en la que, además, el consejo de Caja Madrid aprobó la adquisición por 930 millones de dólares (618 millones de euros) del 83% del capital del City National Bank of Florida, que será incluido en una corporación con un valor de 2.500 millones de euros que la entidad sacará a bolsa previsiblemente a finales de este año. Además, Caja Madrid presentó sus cuentas. Obtuvo un beneficio neto atribuido de 353,62 millones de euros en los tres primeros meses de 2008, lo que supone un incremento del 7,9% respecto al mismo periodo del anterior. Recomendaciones Opiniones muy dispares las de los analistas consultados por Estrategias de Inversión. Por ejemplo, Álvaro Blasco, director de Atlas Capital considera que hay que estar en compañías europeas “porque las divididas no está muy claro cómo se van a mover”. Apuesta por el sector eléctrico (RWE e Iberdrola), por las telecomunicaciones –más ahora con el castigo sufrido- (Telefónica). Además, cree que se puede mirar a los bancos “aunque con respeto” porque podrían sufrir algo más y porque sus resultados se mirarán con lupa. Aquí es positivo con Santander o BNP Paribas. Javier Ruiz, gestor de fondos de Metagestión apuesta por BME “pues es un valor al que “han castigado sobremanera por las expectativas de bajos volúmenes en la bolsa , y de aquí hasta final de año puede ser una buena opción en caso de recuperación de los mercados”, concluye. A Alberto Rodríguez, director de renta variable de Hermanos Moro, le gusta ACS (-0,17% hasta 35,01 euros) que considera que hoy se ha comportado “muy bien” y, en su opinión “mientras esté por encima de de 33,50 es un título para mantener”. En lo que respecta a FCC -más castigada hoy, ha perdido un 0,77% hasta 44,10-, es “compra clara cuando supere el nivel de los 47,15”, a juicio de Alberto Rodríguez. José Lizán, analista de Nordkapp recuerda que las principales multinacionales españolas tienen mucha presencia en Latinoamérica y que esta zona del mundo “se está manteniendo un poco al margen de la desaceleración mundial”. Por eso entiende que éste será el factor propulsor de las principales empresas del Ibex 35 presentes allí, frente a las pequeñas o medianas empresas españolas que están muy vinculadas a la demanda interna. En este sentido, se decanta por el Santander frente al BBVA, entre otras cosas porque "ha aumentado su presencia en Brasil tras quedarse con los activos de ABN Amro. Guillermo Escribano, director de inversiones de Metagestión cree que Inditex “cotiza a unos múltiplos razonables, aún estimando crecimientos bajos, por lo que –continúa- quizá ahora mismo no sean valores para comprar, pero sí para mantenerse”. Entre las recomendaciones de este experto destacan Técnicas Reunidos, Tubos Reunidos, Tubacex e incluso Duro Felguera. Julián Coca, gestor de Inversis Banco señala que es partidario de tomar posiciones en Telefónica en la zona de los 18 euros. Justifica el mal tono que muestra en lo que va de año porque “el Plan estratégico que presentó el año pasado fue muy agresivo en relación a la situación actual”. Esto es, el entorno de desaceleración económica llevará a que se compren menos líneas ADSL y menos móviles y a que se hable menos por teléfono, “algo que afectará a todo el sector”.