La crisis económica que ha destruido centenares de miles de empleos y ha puesto a numerosas empresas contra las cuerdas también afecta a las rentas más altas, en concreto el número de ricos ha descendido en España más de un 20 por ciento en 2008, según un informe de Merrill Lynch sobre grandes patrimonios. Merrill Lynch, en su decimotercer Informe Anual sobre la Riqueza en el Mundo, publicado el miércoles, asegura que el número de personas con unos activos de inversión mínimos de un millón de dólares, sin tener en cuenta la primera vivienda y consumibles, se redujo en España desde 160.600 a 127.100 personas en 2008, un 20,9 por ciento menos.