El próximo lunes se firmará en Ankara el acuerdo intergubernamental para el proyecto del gasoducto 'Nabucco', con el que se pretende reducir la dependencia de la UE del gas procedente de Rusia, que estará suscrito por Turquía y por los cuatro Estados miembros por los que transitará el ducto -Austria, Bulgaria, Hungría y Rumanía-.
El proyecto beneficiará especialmente a los Estados miembros que dependen al cien por cien del suministro exterior. También favorecerá a la seguridad energética de la otra parte, ya que la tubería permite el tránsito en la otra dirección.