Tubos Reunidos obtuvo un beneficio de 7,2 millones en el primer trimestre, lo que multiplica por 70 los 0,1 millones registrados en el mismo periodo del año anterior.

Tubos Reunidos ha aprobado su Plan Estratégico 2011-2014 con el que espera un aumento superior al 70% en sus ventas del negocio de tubos sin soldadura y que prevé inversiones de 100 millones. Paralelamente, ha iniciado un proceso de reflexión de cara a impulsar el crecimiento del grupo y, dentro de esta estrategia para ganar tamaño, no descarta opciones como la de fusiones o compras.

Ello ha llevado a Tubos Reunidos a optar por centrarse exclusivamente en los próximos años en su actividad principal, los tubos sin soldadura y abandonará los negocios no estratégicos, lo que les permitirá aumentar los márgenes de rentabilidad y reducir el endeudamiento del grupo. Esta decisión supondrá a futuro la venta de las filiales Grupo Almesa, Inauxa, Edai, Trandsa y TR-Lentz.