El fabricante de tubos de acero sin soldadura redujo un 76,8% sus ganancias en el primer trimestre del año, hasta los 3,224 millones de euros. Sus ventas cayeron un 15,2% en el mismo periodo, hasta los 150, 995 millones.