La actividad económica mundial está en un punto de inflexión, pero los gobernadores de los bancos centrales del mundo no deben bajar la guardia, advirtió el lunes el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.  "En lo referente al crecimiento, estamos cerca del punto de inflexión en el ciclo" y la recesión económica mundial se está desacelerando, dijo Trichet, en declaraciones en calidad de presidente de la Reunión Económica Mundial del Banco de Pagos Internacionales.  "Ha habido una importante mejoría en los mercados desde mediados de septiembre [de 2008]. Pero tenemos que seguir muy alerta", comentó.