Tres inversores asiáticos están interesados en comprar participaciones en Apax Partners, una de las principales firmas de capital riesgo de Europa. Las negociaciones giran en torno a la venta de un 10% de la compañía y se producen después de la decisión de Blackstone Group, rival estadounidense, de vender un 9,9% de su compañía de gestión a China Investment Corporation, a cambio de ayudarle a irrumpir en la región. Se cree que entre los inversores en negociaciones con Apax están GIC de Singapur -el vehículo de inversión estatal que gestiona las reservas extranjeras valoradas en 100.000 millones de dólares (65.900 millones de euros); Future Fund del gobierno australiano -un fondo de reservas de 61.500 millones de dólares australianos (36.300 millones de euros)- y el grupo de servicios financieros japonés Takefuji.