La Seguridad Social está enviando a más de dos millones de pensionistas una carta informativa junto con el certificado acreditativo de su condición de perceptores de pensiones mínimas, que les permitirá solicitar la congelación del recibo de la luz hasta el año 2012, conocido como bono social. Trabajo informó el miércoles, en un comunicado, que prácticamente la mitad de los jubilados con pensiones mínimas, alrededor de 900.000 pensionistas, han recibido ya esta comunicación.