El fabricante japonés de automóviles Toyota Motor reducirá un 10% sus capacidades mundiales de producción, recorte que equivale a un millón anual de vehículos, con el fin de adaptarse al reciente desplome del mercado, afirmó este miércoles el diario económico Nikkei. Una portavoz de Toyota confirmó que el grupo suspenderá una línea productiva de una capacidad de 220.000 vehículos anuales en su planta de Takaoka (centro) de aquí a 2011. Según Nikkei, Toyota también procederá al cierre de su filial norteamericana New United Motor Manufacturing (Nummi) que compartía con General Motors (GM) hasta que ésta, en quiebra, anunció su retirada a finales de junio.