Toyota, Honda y Nissan, los tres mayores fabricantes de vehículos de Japón, se han visto obligadas a recortar su producción en el último mes debido a la menor demanda de vehículos en Estados Unidos. Toyota ha reducido su producción global un 17% en agosto, Honda un 4,8% y Nissan un 5,5%. Así, Toyota sufre el mayor recorte de su producción de los últimos 12 años.