El primer fabricante mundial de automóviles, Toyota, registró un volumen de producción en todo el mundo de 716.570 unidades durante el pasado mes de enero, lo que supone un aumento del 46,5% en comparación con los datos del mismo mes del año anterior, según informó hoy la compañía.