Toshiba apuesta por la eficiencia y el ahorro de costes en su nueva línea de portátiles con el fin de "proteger la inversión" de las empresas en tecnología en esta "difícil situación económica" y "reanimar" el mercado profesional, informó hoy el fabricante tecnológico. La compañía, que afirmó que su objetivo para este año es "convertirse en el motor de la recuperación del mercado profesional", presentó los nuevos modelos de ordenadores portátiles; el 'Tecra A11', el 'Tecra S11' y el 'Satellite Pro S500'. Según Toshiba, el mercado profesional de ordenadores portátiles habría alcanzado en 2009 un volumen de ventas de 830.000 unidades, en línea con las 800.000 unidades vendidas el ejercicio anterior, aunque el valor de este mercado habría caído un 10%.