La operadora sueca de telefonía Tele2 ha comunicado hoy que ha vendido sus filiales en Luxemburgo y Lichtenstein al grupo belga de telecomunicaciones Belgacom por unos 2.000 millones de coronas suecas (213 millones de euros). La venta se encuadra en al estrategia de Tele2 de concentrar sus actividades en los países nórdicos y el este de Europa. La compañía sueca se deshizo el año pasado de sus filiales en Francia, Hungría, Bélgica, Portugal, Italia y España, estas dos últimas adquiridas por Vodafone.