Las pérdidas de empleos en Estados Unidos fueron en septiembre mayores a las esperadas, mientras que la tasa de desempleo ascendió al 9,8%, lo que sugiere una recuperación lenta del mercado laboral. Las nóminas de empleos no agrícolas cayeron en 263.000 el mes pasado, informó el viernes el Departamento de Trabajo.