La reaseguradora suiza Swiss Re ha registrado un beneficio neto de 725 millones de euros, lo que supone un incremento del 45% gracias a la integración de la división reaseguradora de General Electric. Sin embargo, estas cuentas están por debajo de las expectativas que manejaba el mercado.