La aseguradora suiza, duramente afectada por la crisis financiera, suprimirá unos 1.000 empleos en los próximos 12 meses como parte de un programa de reducción de gastos, según anunció la compañía el jueves en un comunicado. "Swiss Re tiene la intención de reducir su personal en un 10% de los aproximadamente 11.560 trabajadores actuales en los próximos 12 meses. Toda reducción será llevada a cabo de acuerdo con las leyes y regulaciones pertinentes", indicó el grupo en el comunicado.