El fabricante nipón de automóviles Suzuki Motor anunció hoy que en el año fiscal que concluyó en marzo tuvo un beneficio neto de 28.910 millones de yenes (240 millones de euros), un 5,4% más que en el ejercicio anterior.

El cuarto fabricante japonés también registró en el pasado año fiscal un beneficio operativo, por actividad ordinaria, de 79.370 millones de yenes (656 millones de euros), un 3,2% más, pese a que sus ventas cayeron casi un 18%, hasta los 2,46 billones de yenes (20.407 millones de euros).

Según la empresa nipona, las ventas globales se resintieron, por segundo ejercicio consecutivo, debido a la apreciación del yen y la caída en su volumen, especialmente dentro de Japón.