Standard & Poor's anunció el jueves una rebaja de la calificación de Cataluña a AA- desde AA, lo que supone su primera rebaja a un gobierno regional en la actual crisis económica.  La agencia de calificación crediticia decidió, además, colocar varias regiones españolas como Cataluña, Madrid y Valencia, en perspectiva negativa por posibles rebajas de calificación tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria del año pasado, que afectó a toda la economía.  S&P debe tomar una decisión acerca de si rebaja o mantiene la calificación del resto de las regiones en los próximos dos años o si los coloca en perspectiva negativa, dijo el analista Lorenzo Pareja.