La agencia de calificación Standard and Poor´s ha puesto en vigilancia con implicaciones negativas la deuda soberana a largo plazo de Grecia, actualmente en A-. S&P tomará la decisión cuando tenga más información del Gobierno griego sobre sus planes para garantizar una reducción sostenida del déficit fiscal y de la carga de la deuda pública.