El fabricante japonés de electrónica Sony decidió hoy, por primera vez, congelar el salario de sus empleados fijos durante el año fiscal 2009, que comienza el mes próximo, informa el diario económico Nikkei. Esa medida tratará de contrarrestar sus resultados del año fiscal 2008, que prevé supongan las mayores pérdidas anuales de su historia. La caída de la demanda , sumada a la apreciación del yen, ha supuesto un duro golpe para los grandes exportadores japoneses. A diferencia de otras compañías japonesas, Sony no sube el sueldo de sus empleados de manera automática cada año de acuerdo con la antigüedad del trabajador.