Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos disminuyeron la semana pasada más de lo esperado, lo que constituye otra señal alentadora para el mercado laboral. En tanto, el número de trabajadores que recibieron beneficios durante más de una semana descendió a su nivel más bajo en más de un año. Las solicitudes iniciales cayeron en 29.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 469.000 en la semana que finalizó el 27 de febrero, frente a las 498.000 de la semana anterior, informó el jueves el Departamento de Trabajo.