Traemos la tercera y última parte de “Situación Técnica Global”. Recordamos que con esta trilogía de artículos he intentado repasar la evolución de los índices más representativos de cada economía para saber hasta qué punto las premisas de Dow son correctas o no, demostrando que el padre del análisis técnico no se estaba equivocando.

En el primer artículo hacíamos una comparativa entre el índice Dow Jones y el tecnológico Nasdaq. El segundo compraba el índice Dax alemán con el Eurostoxx viendo la relación entre la economía más fuerte en Europa y su índice de referencia. Acabamos con la Europa lenta, comparativa entre nuestro IBEX y el Eurostoxx, referencia continental.

En el anterior artículo decíamos que, en el caso de Europa, el índice de referencia, al igual que pasaba con los americanos, toca máximos (según Dow no es casualidad), y se caen. Es casi a final de año cuando se comienza a caer dibujando un patrón perfecto de tres impulsos bajistas (señalados en rojo) y cuyo objetivo final de 1760 puntos alcanza en Marzo de 2009. Esta caída supuso más de un 60% en menos de año y medio, muy en línea con las caídas vistas en USA (74% Nasdaq y 51% Dow en 2008).

Desde este mínimo de Marzo 2009 el índice rebota en el mismo punto que sirvió de soporte en 2003, zona desde la que se dibuja un canal alcista (azul) y que acaba con el techo de 2007. Durante todo el 2009 vemos una clara sucesión de mínimos y máximos crecientes con dos impulsos alcistas con objetivo cumplido en los 3040 puntos. Y desde el momento en el que se cumple el objetivo, el índice no pierde tiempo y comienza a gestar la figura que sería la razón de la caída de 2011. Una figura triangular que rompe a la baja. El objetivo en estos casos es igual a la anchura máxima del triángulo cuando se comienza a dibujar. Así pues, en Julio de 2011 se rompe la formación y se proyecta un objetivo de 640 que cumple dentro de ese mismo mes.

Ya en 2012, la lateralidad es la reina dentro de un canal entre los 2000 puntos y los 2600, techo en el que se encuentra ahora.
Últimamente y desde verano, el precio no puede romper la resistencia comentada de los 2600 puntos tocando en varias ocasiones el techo del canal, lo que da pie a pensar que puede perder oxígeno en breve y volver a buscar la base en los 2000 puntos.



En España también, como el resto de los índices observados, vemos que la tendencia desde 2007 es muy bajista y por lo tanto la primera conclusión que podemos sacar es que, efectivamente, tal como decía Dow, para que un movimiento sea serio y fiable, se debe observar en todos los índices. Después de ver figuras de vuelta en todos los índices (Hombro Cabeza Hombro y rupturas de canal a la baja en la mayoría), y vista la caída, no hay discusión posible.

En el caso español, la figura que nos marcaba a finales de 2007, era un doble techo que avisaba de que la tendencia llegaba a su fin. A partir de ahí, el índice dibuja dos impulsos bajistas que una vez llegan al objetivo, dejan sin fuerzas a un IBEX que cae sin freno hasta el mínimo de Marzo 2009 en los 6702 puntos. Tras una recuperación, común para todos los índices como ya hemos visto, vuelve a dibujar otro patrón de dos impulsos bajistas, más prolongado en el tiempo y menos vertical que el que acabamos de ver. En esta ocasión, también llega al objetivo pero con una diferencia, y es que ahora sí tiene fuerza para rebotar.

Es aquí cuando nos dibuja (se muestra en verde) un triángulo simétrico (formación de continuación de tendencia), que rompe a la baja. El objetivo de esta figura se calcula como una distancia igual a la parte más ancha del triángulo proyectada en el punto de ruptura y en el mismo sentido que la misma. Así pues el objetivo se cumple rápido cayendo más del nivel que marcaba.

Desde aquí y en el corto plazo parece que el IBEX despierta. Así como en 2007 el doble techo nos marcaba el fin de la tendencia alcista, en verano 2012, el doble suelo nos puede estar avisando de un posible fin de la tendencia bajista. Una vez activada la figura el objetivo (pendiente de cumplir) dejaría al IBEX en los 8500 puntos. Además tenemos confirmándose otro triángulo de continuación (también en verde) similar al comentado anteriormente que una vez confirme y rompa al alza (está a punto de hacerlo) proyectará un objetivo próximo a los 9150 puntos.



En esta caso, también podemos sacar conclusiones claras después de lo que hemos visto. Después de ver los gráficos vemos que el nombre “Europa lenta” le viene que ni pintado sobre todo por la evolución del año 2012. Lo vemos mejor con el siguiente gráfico numérico.



Lo primero que podemos observar, es que, en el año que está a punto de acabar, vemos que mientras que el Eurostoxx está subiendo más de un 13%, el IBEX se deja más de un 6%. Si tenemos en cuenta el histórico sobre el que trabajamos, vemos que la correlación es fuerte, es decir, ambos índices van a la par cuando uno sube el otro le imita y al bajar uno el otro le acompaña. Sin embargo, este 2012, puede que el IBEX acabe subiendo pero la reacción alcista no ha llegado hasta el verano en ambos casos. La diferencia ha estado en que el español rompió el triángulo a la baja, y el europeo, ya estaba en el segundo impulso alcista tras rebotar en la parte baja del canal. A continuación vemos un gráfico que relaciona la evolución de todo lo comentado hasta el momento, los índices USA, la Europa rápida y lenta.



Por lo tanto, y como conclusiones generales podemos ver que;
Las premisas de Dow, basadas en que los movimientos serios deben confirmarse por señales en todos los índices, es correcta. De hecho, hemos visto que todas las figuras de vuelta se formaban prácticamente a la vez. Otro ejemplo es que los rebotes, también han sido al unísono, sobretodo el de Marzo 2009.

Tal y como quiso representar, los índices bursátiles, son un reflejo de la situación económica, comportándose cada uno de la manera que merece. Lo vemos en que por ejemplo, en 2012, USA tiene comportamientos de +13% en el Nasdaq y +6% en el Dow como la Europa rápida +27% en el Dax y +13% en el Eurostoxx mientras que el índice español con un -6%.

Por años vemos que la crisis estalló en 2007 notándose en todo el mundo con unos efectos que persistían claramente en 2008. Tras la recuperación general en 2009, en 2010 ya vuelven a caer tanto Eurostoxx como IBEX (la Europa lenta). En 2011, sólo caía Europa y en 2012 el único que tiene evolución negativa es el IBEX. Por lo tanto aquí vemos primero que la economía americana lo ha hecho netamente mejor, y segundo que efectivamente en Europa hay dos velocidades.