La Corporación Petroquímica de China (Sinopec), la mayor refinería de Asia por capacidad, comunicó que sus beneficios netos durante el primer semestre del año aumentaron un 332,8%, hasta los 33.250 millones de yuanes (4.870 millones de dólares, 3.390 millones de euros). Según informó la firma estatal en un comunicado a las bolsas de Hong Kong y Shanghai, los resultados provinieron del ajuste al alza de los precios del combustible en el mercado chino. Pekín, que controla la fluctuación del coste del combustible en el país, subió en varias ocasiones el precio durante los primeros meses del año, con ajustes al alza de entre el 8 y el 10% en el mes de junio para compensar el encarecimiento global.