Cientos de miles de trabajadores griegos, desde profesores a periodistas, se sumaron el jueves a la huelga convocada en todo el país para protestar contra el plan de austeridad del Gobierno. Los dos sindicatos griegos mayoritarios, el del sector privado GSEE y el del sector público ADEDY, han convocado la huelga para protestar contra el paquete de recorte de costes y subidas de impuestos por 4.800 millones que el Gobierno anunció el miércoles pasado y que se votó el pasado viernes.