Las acciones de Siemens ceden más de un 3 por ciento en medio de rumores de que podría anunciar una alerta sobre beneficios, mientras que otros creen que se debe a las decepcionantes cuentas del tercer trimestre publicadas por su colega suizo Ericsson. De ser así, seguiría los pasos de Ericsson, que ha rebajado su previsión de crecimiento debido a unos menores ingresos provenientes de la mejora y expansión de redes, lo que también ha afectado a los márgenes.