El mercado estadounidense inicia el 2012 por todo lo alto, en especial, el S&P 500, índice que ha roto de un plumazo en la apertura la barrera de los 1.270 puntos, lo que augura un escenario alcista para la renta variable internacional.
 
José Luis Cava, analista técnico independiente, comentaba la semana pasada que sería necesario ver al S&P 500 superando los 1.270 puntos – media de 200 sesiones- para experimentar subidas importantes en la renta variable. Pues bien, hoy el indicador estadounidense ha superado esa barrera por lo que previsiblemente “habrá fuertes subidas”.

GRÁFICO S&P 500:


Fuente: Yahoo Finance

Además, el índice VIX retrocede posiciones y ya cotiza por debajo de los 24 puntos, nivel que se correspondería con los 1.270 del S&P 500. Así pues, podemos augurar un escenario aún más alcista en el índice americano observando que el indicador de volatilidad se ubica en los 22,65 puntos.

Luisa Martínez, responsable de análisis de Miramar Capital EAFI, cree que “este año EE.UU. va a experimentar un crecimiento moderado y estable gracias al aumento de la inversión privada y de la contratación privada”. Si la economía norteamericana logra mantener esta tasa de crecimiento estable, “se podría llegar a niveles de los 14.000 puntos en el caso del Dow Jones y sobrepasar los 1.400 puntos en el S&P 500”.

Además, este 2012 es año de elecciones presidenciales y, según los estudios, el 90% de los años que tuvieron elecciones presidenciales en EE.UU. las bolsas terminaron más arriba de lo que empezaron en ese ejercicio.

¿Y Europa?
La superación de los 1.270 puntos en el S&P 500 ha dado fuelle a los mercados europeos para subir. De hecho, el Ibex 35, único parqué que cotizaba en negativo a la apertura de Wall Street, se da la vuelta. Nuestro selectivo sube un 0,10% hasta los 8.732 puntos.

En Alemania, el Dax suma un 1,44% hasta los 6.163 puntos; En Francia, el CAC-40 sube un 0,32% hasta los 3.232 puntos; el FTSE 100 de Londres avanza un 2,02% hasta los 5.685 puntos, y el EuroStoxx un 0,61% hasta los 2.384 puntos.