El grupo aéreo SAS ha decidido descartar la propuesta económica de Iberia por Spanair, al considerarla insuficiente, según publica El Economista. Así, SAS podría dar prioridad a una oferta de los empresarios catalanes. La semana pasada un grupo de empresarios catalanes, reunidos bajo la Fundación Privada de Empresarios (FemCat) llamó a la puerta del grupo turístico Marsans para tantear su interés en Spanair, con el objetivo de evitar que la aerolínea propiedad de SAS caiga en manos de Iberia, confirmaron a Europa Press fuentes conocedoras del proceso.