Fue una de las compañías que más subió en la sesión de ayer…y hoy le toca vivir el color rojo. Una penalización del 6.8% que lleva al valor a los 4.35 euros. Los expertos siguen insistiendo: aunque se le aplauda por haber conseguido refinanciar la deuda de su filial inmobiliaria, el apalancamiento que tiene sigue siendo excesivo. Aun así ¿queda alguna oportunidad?
El rumbo de los mercados cambia. Los valores que ayer subían hoy son el blanco de las ventas de los inversores. Sacyr Vallehermoso es buen ejemplo de ello. Si ayer consiguió elevar un 5% su cotización – gracias a la confirmación de un acuerdo con las entidades acreedoras de la deuda de su filial inmobiliaria, Vallehermoso- hoy toca pensar en rojo. Se convierte en la más penalizada de la sesión con un 6.8% de caída.

La compañía consigue así “un balón de oxígeno para hacer frente a sus obligaciones de deuda”, reconocen en el departamento de análisis de Inverseguros. Ya que gana tiempo a la espera de que Vallehermoso “continúe dando salida a sus activos inmobiliarios en los próximos ejercicios. Sin embargo, hay expertos que consideran que aunque el valor reciba los aplausos de los inversores, la situación pinta muy delicada. ¿El motivo? Es una compañía que cuenta con una capitalización bursátil de 803 millones de euros “y cuya deuda supera los 12.000 millones. Un apalancamiento descabellado que no permite ser muy optimista con las subidas”, reconoce Eduardo Vicho, Codirector de EJD Valores. Un experto que se aventura a declarar la revalorización de ayer “como un mero cierre de posiciones cortas”. Desde Inverseguros admiten que a pesar del acuerdo “los problemas de Sacyr no quedan ni mucho menos solventados, no en vano, en un corto plazo de tiempo la compañía deberá abordar la refinanciación del crédito adquirido años atrás para la adquisición del 20% del capital de Repsol, que a día de hoy asciende a 5.000 millones de euros y que vence en 2011”.

Sin embargo, también hay expertos que consideran que la constructora podría dar una segunda oportunidad. Gabriel Montalto, director en España de Hanseatic Brokerhouse reconoce que “una superación de los 4.80-4.90 euros podría dar un subida hasta los 5.50-5.60 euros en el corto plazo, teniendo como protección dos céntimos por debajo de los 4.80 euros”. Eso sí, si baja el valor puede irse a los 4.40 euros para coger un segundo impulso”. Cotizando en los 4.35 euros ¿estará esperando ese impulso?