Sacyr Vallehermoso no se ha hecho esperar. Ha anunciado que recurrirá la sanción impuesta por la Autoridad de los Mercados Financieros de Francia (AMF) a la compañía y a su presidente, Luis del Rivero, por su actuación durante el contencioso que le enfrentó a la dirección de la constructora francesa Eiffage, de la que era accionista.