La empresa energética RWE Dea, filial del consorcio RWE, invertirá en la próxima década hasta 10.000 millones de euros para incrementar su producción y presencia en África del Norte y región del Mar Caspio. El presidente de RWE, Georg Schöning, destacó hoy al anunciar esos planes que pese a la caída de los precios del petróleo y la difícil coyuntura actual, RWE Dea otorga al norte de África y región del Mar Caspio carácter estratégico a corto, medio y largo plazo. "Incluso si el precio del crudo cae por debajo de los 50 dólares el barril, seguiremos adelante con las inversiones", dijo Schöning. RWE Dea, con un volumen de negocio en 2008 próximo a los 2.000 millones de euros, suministra la mitad de su producción de petróleo y gas a Alemania. Schöning declaró que el objetivo de RWE Dea es duplicar su producción de petróleo en cinco años,de los 37 millones de barriles actuales a 74 millones.