RWE AG tiene previsto invertir 1.000 millones de euros al año en energías renovables a partir de 2008, según afirmó el consejero delegado Juergen Grossman en la presentación en sociedad de la nueva división de energía limpia del grupo energético alemán. 'Ampliaremos enormemente la generación eléctrica por energías renovables', aseguró Grossman. La división se llamará RWE Innogy, comenzará su andadura el 1 de enero de 2008 con una potencia inicial de unos 1.500 MW, y se concentrará en proyectos eólicos terrestres y marinos en Europa, aunque también tendrá activos hidroeléctricos y de biomasa. Aunque el objetivo principal es el crecimiento orgánico, no descartan adquisiciones de empresas y activos estratégicos.