RWE ha anunciado un aplazamiento de la salida a bolsa de su filial American Water 'a la luz de las poco favorables condiciones del mercado de capitales estadounidense'. El motivo es que RWE no espera poder conseguir un valor adecuado para American Water en estos momentos. En consecuencia, RWE también ha cancelado el programa de recompra de acciones y el plan de incrementar el payout (porcentaje de los beneficios netos destinado a dividendos) al 70-80% este año.