El fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, y su hijo Javier Ruiz-Mateos Rivero declararán como imputados por presuntos delitos contra la Hacienda Pública por su gestión en el Rayo Vallecano.


José María Ruiz-Mateos, y su hijo Javier Ruiz-Mateos Rivero declararán este lunes ante el Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid por estar acusados por presuntos delitos contra Hacienda, falsedad documental y alzamiento de bienes en la investigación abierta, según confirmaron fuentes judiciales, según informa Europa Press en declaraciones a fuentes cercanas al proceso.

Los Ruiz-Mateos están acusados de un presunto delito fiscal por una deuda de 21,6 millones de euros contraída con la Hacienda Pública durante varios ejercicios.